Welcome to Unidad Democrática de Coahuila   Click to listen highlighted text! Welcome to Unidad Democrática de Coahuila

Recuerda UDC la rendición de armas de Pancho Villa en Sabinas

El municipio de Sabinas ha sido parte de la historia de paz de nuestro país

Saltillo, Coahuila 28 de junio. El Grupo Parlamentario de Unidad Democrática de Coahuila (GPUDC) recordó el 100 aniversario de la rendición a las armas del General de la División del Norte, José Doroteo Arango Arámbula reconocido también como Francisco Villa en el municipio de Sabinas, Coahuila y el cimiento de la pacificación del País en la post revolución.

La diputada sabinense, Zulmma Verenice Guerrero Cázares destacó la importancia de recordar actos históricos que dan identidad y nutren a la sociedad presente y gracias a ella los municipios y ciudades de Coahuila reflejan matices de las capacidades de nuestros fundadores y de liderazgos que directa o indirectamente hicieron crecer nuestras comunidades.

“Sirva nuestra historia nacional y local, sus historiadores en especial a los amigos de Coahuila y Sabinas, la valoración del relato reflexivo, de la reconstrucción de momentos que dieron origen a la pacificación de nuestro país, la voluntad ciudadana de seguir progresando a través del diálogo y la unidad”, destacó.

A través de un pronunciamiento en la Diputación Permanente la legisladora recordó el paso que tuvo Francisco Villa del 27 al 29 de julio en 1920 donde firmó los acuerdos de paz o su retiro a de las armas luego de una álgida actividad revolucionaria.

Destacó que Francisco Villa fue un personaje mítico en la historia de México con aliados y enemigos en su paso guerrillero y revolucionario y eligió el municipio de Sabinas para anunciar su retirada de las armas.

Recordó que corría el 27 de julio de 1920 al filo de la cuatro de la tarde llegó un tren militar con 75 hombres, lidereado por el General de División, Eugenio Martínez quien fue recibido por el General de División del Norte, Francisco Villa.

 Fue en Sabinas donde se tomó esa fotografía histórica en la vieja estación de ferrocarril, ese encuentro fue el preámbulo de un acuerdo ante el mando del nuevo gobierno del General Adolfo Huerta como presidente interino quien buscaba la pacificación del país después del triunfo del plan de agua prieta.

“En ese momento inició una larga y extenuante negociación que duro hasta la madrugada del día siguiente, en esas horas se definió el que llaman Tratado o acuerdos de Sabinas o los acuerdos de Paz”, dijo.

Guerrero Cázares destacó que el acuerdo fue breve pero conciso: El General Francisco Villa deponía las armas, se retiraba a la hacienda de Canutillo en su natal Durango, se le otorgaron 50 hombres de escoltas que dependieron de la Secretaría de Guerra y Marina y tanto a sus tropas  que fungían con actividades o comisiones dentro del Ejercito de Villa el gobierno se vio obligado a otorgarles un año de “haberes”  y se le otorgó tierra y propiedad a los interesados para que se dediquen a trabajar y si quienes desearon continuar con las armas.

“Y aunque el General Francisco Villa estuvo solo algunos días en Sabinas quedaron en el anecdotario cotidiano su movilización para el encuentro, la participación del comercio,  los seguidores y empresarios. En los anales de la historia quedó aquella atención que ofreció el Presidente Municipal de Sabinas, José María Treviño y las fuerzas vivas, la comida que propinó el empresario Martín Canales y el rechazo gentil y cauteloso del General Francisco Villa que le brindaba el gobierno para que regresara a su tierra, prefirió hacerlo cabalgando”, expuso.

Estas anécdotas y acontecimientos históricos son los que dan realce a lo que hoy es Sabinas, municipio de gente trabajadora, de lucha, de migrantes, de solidaridad y unidad.


Pancho Villa en su paso por Sabinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Estamos para ti.
Click to listen highlighted text!